Category Archives: Fotografía

Trengandín morning

La playa de Trengandín suele ser un lugar socorrido para amaneceres con bajamar. Las rocas que quedan a la vista cuando la marea baja dan bastante juego a la hora de disfrutar de esta afición. No es que haya ido muchas veces a esta playa, pero cada vez que he estado he disfrutado mucho. Como recomendación sí que diría que es una playa en la que hay que fijar el trípode con especial precisión, puesto que la arena es bastante fina y a nada que se mueva el agua éste tiende a desplazarse y nos pueden salir las fotos trepidadas.

Esta foto pertenece a una larga serie realizada a comienzos de primavera de 2013. A lo largo de estos próximos días iré subiendo más tomas de aquel día. Tiene 8 segundos de exposición a F11 e ISO200. Pretendía sacar el agua con efecto seda, pero sin arriesgar a tomas con demasiado tiempo en el que el golpe de una ola pudiera mover el equipo y echar por tierra el esfuerzo.

Utilicé un filtro degradado de 3 pasos para tratar de compensar las luces altas sobre el horizonte. En el revelado: Corrección de Balance de blancos y distorsiones de lente,  ajustes globales de saturación y contraste (10%), limpieza de motas y enfoque. Como acostumbro desde hace años.

Os dejo con ella. Laster arte!

Sun on the left, rain on the right

Realizada el mismo día que la toma que os presenté en la anterior entrada, en esta ocasión sí que busqué maximizar la profundidad de campo, como suelo hacer en la mayoría de mis fotos. En esta ocasión, todo vuelve a la normalidad…

Llevo bastante tiempo visitando este lugar y la verdad es que aún no he conseguido sacarle el partido fotográfico que creo que tiene. No se si es que no he acertado con las condiciones o que no termino de dar con la fórmula, pero aún no tengo una foto de este paraje que me llene del todo. Me parece un sitio impresionante, con unas vistas privilegiadas y con altas posibilidades fotográficas, pero he de reconocer que por ahora se me resiste. Lo bueno que tiene el vivir relativamente cerca es que voy a seguir perseverando en el intento…

La verdad es que varias de las ocasiones que he estado por allí, he encontrado condiciones similares. Nubes muy grandes por encima del monte Buciero y luces de tormenta en varias de ellas. Parece como si alguna corriente de aire les diera esta forma alargada de vez en cuando y a mi me ha tocado varias veces ver este lugar así.

El día de la foto se dio un fenómeno curioso, de ahí el también curioso título. En la zona izquierda del encuadre el sol acababa de meterse por el horizonte sobre las marismas de Santoña y en cambio, a la derecha del monte Buciero teníamos una bonita tormenta de lluvia, con sus columnas de agua descargando sobre el mar. Me pareció bonito el momento y me lo traje guardado en la tarjeta de memoria, con la ayuda de un filtro degradado inverso y un ND para prolongar la exposición hasta los 25 segundos.

17mm de focal, ISO100 y f16 son el resto de parámetros relevantes de la foto. Os dejo con ella. Laster arte!

 

Pake bila – Searching for peace

Esta de hoy es un tipo de foto que no abunda en mi galería. Al verla, salta a la vista. En contra de lo predominante, esas fotos en las que trato de maximizar tanto la profundidad como el foco, en esta ocasión os presento una toma con escasa profundidad de campo, conseguida utilizando el 17-40 a 40mm y enfocando a un punto cercano, sin buscar la hiperfocal. La idea era la de provocar una sensación de sosiego en el espectador. No se si lo conseguí.

Los tonos fríos del cielo y del mar de aquel atardecer eran propicios para buscar ese tipo de sensaciones en mi modesta opinión. Con una exposición de 30 segundos y ayudado por esa reducida profundidad buscada, las nubes de tormenta y columnas de agua del fondo aparecen difuminadas casi por completo. En cambio, las piedras y hierba del primer cambio, el contrapunto, aparecen enfocadas, dándonos paso a ese horizonte lejano y difuso.

Como ya he comentado hice la toma a 40mm, F16, 30s de exposición e ISO100. La ayuda el polarizador y del degradado fueron imprescindibles en esta ocasión.

Espero que os guste. Laster arte!

Atxondo

Sin duda alguna uno de los valles más bellos de Euskadi: Atxondo.

Esta foto la hice en compañía de Jose una mañana de marzo de 2013. Estuvimos dos veces en el mismo sitio aquella mañana. La indecisión nos llevó a perdernos las mejores fotos del día… Teníamos pensado fotografiar el amanecer desde las faldas del Txindoki, pero de camino, decidimos parar en Atxondo ya que el cielo no pintaba nada bien. También teníamos bastante capricho de sacar alguna foto decente al Anboto así que buscamos un ángulo apropiado para la tarea pero el amanecer fue muy decepcionante en cuanto a color y la verdad es que ni siquiera he revelado ninguna foto del momento.

Tras el amanecer decidimos continuar camino hasta Lazkao y de camino, desde el alto de Deskarga vimos como se habían formado algunas masas nubosas y el sol que ya había tomado altitud las atravesaba otorgando una luz fantástica a todo el paisaje. En esos momentos nos tiramos de los pelos por no haber ido antes a nuestro destino original… Es algo que nos pasa con relativa frecuencia, la verdad. Salirte de la idea original y fastidiarla, todo es uno. El amigo Murphy nos ronda muy a menudo…

Una vez en Lazkao hicimos media docena de fotos al Txindoki, sin pena ni gloria. Los momentos buenos de luz habían pasado y las nubes ya brillaban por su ausencia. Ya de vuelta a casa decidimos volver a Atxondo porque vimos alguna nube por la zona y teníamos ganas de buscar alguna localización interesante. Subimos hasta una loma y pudimos encontrar algún encuadre medianamente limpio del Anboto.

La foto la realicé con el 24-105 de Canon a 45mm, ISO100, F11 y 1/60 de velocidad de obturación. No es la foto de mis sueños, pero al menos me quité el capricho de tener una foto de este emblemático monte de la cultura tradicional de mi tierra.

Os dejo con ella. Laster arte!

Water, rocks & Buciero

Una foto de marzo de 2013 realizada en Sonabia será la protagonista de la entrada de hoy en el blog. Fue una foto para la que arriesgué un poco puesto que la mar estaba ligeramente agitada y las olas empezaban a cercarse hasta donde yo me encontraba. De hecho, tuve que salir por patas después de concluir esta toma ya que las olas me dieron un par de sustos…

La foto está realizada con mi querida 5d Mk-II y su casi inseparable 17-40 con la ayuda de un filtro ND para conseguir los 20 segundos de exposición que tiene y con un degradado inverso de tres pasos para compensar el contraste entre la zona del cielo y el resto.

Traté de buscar un ángulo distinto a los que habitualmente utilizo en esta localización. Intenté que el pozo de la derecha tomase el relevo a las rocas como guía en la foto para que fuera conduciendo la mirada hacia el fondo de la foto. El atardecer no fue muy vistoso pero al menos dejó algo de colorido y traté de que ese color también tuviese su pequeña dosis de protagonismo.

Como ya he comentado, la foto tiene 20 segundos de exposición a ISO 50, 37mm de focal y f16. Os dejo con ella. Laster arte!

Putzu beltzean

Hoy le toca el turno a un par de fotos realizadas en la misma sesión invernal en mi querido valle de Karrantza. Ambas están sacadas en la misma localización y únicamente cambia el formato, vertical en una, horizontal en la otra.

Esta es una z0na con un acceso bastante complicado. Hay que destrepar unos cuantos metros hasta llegar al lecho del río y según en qué época del año esta labor puede resultar incluso peligrosa. Nosotros siempre lo hacemos con sumo cuidado y con el calzado apropiado. Más vale no tentar a la suerte!

Para este tipo de fotos siempre me ayudo del polarizador circular que aporta un extra de saturación a la vez que ayuda a eliminar reflejos. Si el tiempo de exposición que obtengo con el polarizador no es lo suficientemente largo como para conseguir efecto seda, entonces añado un filtro de densidad neutra. Como suelo buscar este tipo de fotos en zonas sombrías, suele ser suficiente con el ND de 3 pasos en caso de usarlo. Sobra decirlo, pero  resulta imprescindible un trípode estable que no se mueva con la corriente.

Os dejo con las fotos. Laster arte!

Unos datos y un nuevo agradecimiento – A big “Thank you” everybody

De vez en cuando suelo añadir algún dato estadístico al blog. Hoy me apetece hacerlo porque de un tiempo a esta parte vengo observando un incremento sensible en las visitas que este blog recibe y creo que tengo que agradecerlo públicamente.

Si hace un año alguien me hubiese dicho la cantidad de visitas diarias que mi blog iba a tener hoy lo habría tildado de loco. Los meses de mayo fueron muy buenos en visitas, con una media en torno a los 350 visitantes por día. En julio aluciné cuando la media ascendió a más de 560, un enorme salto cuantitativo manteniendose en agosto por encima de los 500 visitantes diarios.

Ayer, al comprobar las estadícticas provisionales de este mes de septiembre, me quedé perplejo al ver un par de datos. La media superaba los 700 visitantes diarios y este pasado fin de semana las visitas se incrementaron hasta la impensable cifra de 1000. Ayer más de 1100… Buffff… Casi tengo que tomar aire porque me parece una resposabilidad enorme, sobre todo teniendo en cuenta que el 95% de los visitantes llega al blog de forma directa o desde favoritos, sin mediar búsqueda.

Como os digo, es una cifra enorme para alguien como yo. Espero estar a la altura de las expectativas de los lectores. De momento no puedo hacer nada menos que agradecer de corazón esa fidelidad ese interés. Muchas gracias, de corazón!

Eskerrik asko!

Captura de pantalla 2014-09-09 a la(s) 22.25.03

Classic view

Desde que hace varios años reacondicionaran los accesos al antiguo cargadero de mineral de Dícido, este encuadre que hoy os presento se ha convertido en todo un clásico del Cantábrico. He subido anteriormente más fotos con este mismo encuadre, o al menos muy similar. Puede variar unos pocos centímetros a un lado o a otro… Tengo fotos distintas de este lugar, incluso alguna que he hecho jugándome literalmente el tipo, pero ninguna de momento llega a gustarme tanto como las que se realizan con este encuadre.

Creo que es bastante frecuente el que suceda un hecho así. Hay infinidad de sitios, pero algunos, a parte de otros muchos posibles, tienen “el encuadre”. Azkorri, Barrika, Otzarreta, Gaztelugatxe, Arnía, Los Urros… Creo que todos los que hemos hecho fotos ahí las tenemos muy similares en cuanto a encuadre. Hay evidentemente también quien ha hecho cosas distintas, pero creo que somos pocos los que hemos huido de los encuadres clásicos o típicos. Es posible que en función del nivel de la fase de aprendizaje en el que estemos nos prodiguemos más con los encuadres clásicos, pero creo que en los inicios todos, o casi todos, hemos tendido a utilizarlos para llevarnos una foto bonita o al menos reconocible de un determinado lugar.

Yo sigo en continua fase de aprendizaje. Esto no termina nunca. No renuncio a seguir tirando de encuadres típicos cuando me apetezca. Suelo pensar que alguien antes que yo vio algo en ese encuadre que lo ha hecho popular y no es normal que todos nos equivoquemos al popularizar las cosas. Esto no quiere decir que apruebe la copia burda y gratuita de una foto, simplemente le busco una justificación, una causa a esa repetición de encuadre. Para mi la mejor justificación es la del aprendizaje que ya he mencionado. También me sirve el afán coleccionista. No le veo nada de malo a que alguien quiera tener “su foto” de, por ejemplo, Otzarreta como las que fotógrafos de renombre han popularizado.

Este es un tema que podría no tener fin. Yo respeto todas las opiniones y gustos, pero creo que últimamente se ha hablado mucho sobre la originalidad y la creatividad y se ha tendido a menospreciar el trabajo de gente que empieza en el mundo de la fotografía por el mero hecho de que alguien ya había hecho una foto anteriormente como las que hacen ahora esos recién llegados. Creo que eso no es justo y como bien dice mi amigo Jonathan, nadie debe de olvidar de donde venimos… ¿Nos hemos parado a repasar nuestra trayectoria antes de criticar hechos como estos? ¿Nos hemos parado a pensar que esa originalidad o esa creatividad a veces se tiene y otras veces no? ¿Es posible que originalidad y creatividad lleguen a veces de la mano cuando uno está en un estadio de aprendizaje bastante elevado? ¿Es posible también que alguien nos quiera vender fotos insufribles e injustificables dándoles un baño de creatividad?

Muchas cosas por hoy. Ahí quedan. Mientras reflexionamos os dejo con este encuadre clásico del cargadero de Dícido en Mioño, Cantabria.

Classic view

Piedra divisoria

Hoy os traigo una nueva toma de la quedada con los amigos de “Canonikos” en tierras pasiegas.

Anduvimos pronto aquella mañana y llegamos antes de tiempo, así que Jose y yo decidimos dar una vuelta por un valle distinto al habitual. Durante ese reconocimiento vimos varios puntos de interés y de vuelta hacia el punto de encuentro con el resto de gente nos detuvimos unos minutos a retratar este pequeño salto de agua.

La verdad es que bajaba bastante agua aquella mañana, lo cual siempre es de agradecer, al menos cuando no baja turbia…

Utilizando el polarizador circular y el ND8 pude conseguir una exposición de 20 segundos que le vinieron estupendamente a los chorros de agua para aparecer completamente difuminados en la toma. El resto de parámetros de la toma son los siguientes: 23mm de focal, ISO100 y F11 de diafragma. Como siempre, utilicé el trípode, el nivel de burbuja y el disparador remoto.

Os dejo con la toma. Laster arte!

Río pasiego

La zona de Pas en Cantabria es un espectáculo para la vista, se mire por donde se mire… Desde el puerto de Estacas de Trueba hasta Selaya, pasando por La Vega, Viaña, y un sinfín de localizaciones, el visitante tiene garantizada la emoción que se siente al contemplar un paisaje que destila frescor por los cuatro costados.

Hace ya casi dos años que los amigos del colectivo “Canonikos” hicimos una pequeña quedada en la zona con la excusa de hacer fotos. Alguna hicimos, como la que os muestro, pero la verdadera razón para juntarnos fue la de comer y charlar entre amigos, objetivos que cumplimos más que de sobra.

La foto que hoy os muestro me costó un buen rato realizarla. Tuve que bajar por algún pequeño barranco y caminar por el río un buen tramo para conseguir acercarme a esta pequeña cascada. Creo que mereció la pena porque para mi gusto es de las fotos más bonitas que me traje aquel día. La hice con el 17-40 de Canon y el polarizador circular.

Quise incluir varios elementos en la toma y traté de que no se solaparan unos con otros. Creo que todos y cada uno de ellos aportan algo a la toma general. La piedra con su estela ubicada estratégicamente en primerísimo plano para que ejerza como guía nos lleva la vista hacia la cascada que encontramos al fondo, no sin antes detener el recorrido visual en el viejo tronco que con el paso del tiempo va pudriéndose en el agua.

Un revelado básico, como todos los que hago, con corrección de balance de blancos, contraste y saturación globales y enfoque para terminar dieron como resultado la foto que veis. Creo que siempre que he hablado de mi forma de revelar comento lo mismo, siempre uso ajustes globales. No porque tenga nada en contra de los locales o por zonas, sino simplemente porque esta es mi forma de trabajar las fotos. Tratar de obtener una buena materia en el campo para luego con unos ajustes básicos tener rematada la foto. No siempre se consigue. De hecho algunas veces vengo a casa con RAWs que no sé trabajar y que se quedan en el disco duro para siempre porque me niego a aprender otras técnicas de procesado. Esto que yo hago no es ni mejor ni peor que otros sistemas o formas de trabajo. Simplemente, es mi forma de hacerlo, la que controlo y la que me gusta.

Bueno, que me he enrollado… Os dejo con la foto de este precioso río pasiego. Laster arte!