Category Archives: Fotografía

Rocas de la Juncosa

Dejamos atrás por unos días las fotos otoñales antiguas y paso a presentar hoy una toma marina, realizada en la costa de Muskiz, a escasos 5 minutos de casa. Ya he contado más veces que la cala “La Juncosa” es uno de mis lugares favoritos de fotografía porque fue allí donde comencé a engancharme al paisaje y donde más horas e invertido en el aprendizaje de diversas técnicas para realizar este tipo de fotografía.

La foto de hoy la hice hace dos veranos, en agosto concretamente, una tarde de esas en las que la zona superior del horizonte se queda bastante gris y no permite que el cielo se tiña por completo. Utilicé el 17-40 a 22mm con un diafragma de F16 y 10 segundo de exposición a ISO50 para realizarla, utilizando un filtro de densidad neutra de tres pasos y un filtro degradado neutro de otros tres.

En esta cala hay varias hileras de rocas que son muy características del lugar. Las olas al pasar crean pequeñas cascadas de agua que me resultan bastante vistosas y no son pocas las veces que me decido a retratarlas. En esta ocasión ubiqué esta hilera de rocas en la zona izquierda del encuadre con la intención de que ejercieran como guía para guiarnos la vista hasta el fondo de la fotografía donde el monte Punta Lucero nos aguarda.

Poco más me queda por contar. Os dejo con ella. Laster arte!

Udazkeneko bazterra – Rincón otoñal

Seguimos en otoño de 2012 en lo que a las fotos que os presento estos días en el blog se refiere… En esta ocasión nos movemos a otro de los lugares que más me gusta fotografiar, el valle de Karrantza.

Buscando nuevos rincones que fotografiar encontramos un pequeño hayedo en una ladera con muchísima pendiente, bien bañado por una buena cantidad de riachuelos. Debido a dicha pendiente la mayoría del riachuelo en el que me centré estaba formado por cascadas y saltos de agua de distinto tamaño. Un marco precioso, la verdad. Para mi gusto aquel día nos faltó un poco de intensidad de agua. Debido también a las pendientes tan acusadas, estos riachuelos desaguan muy rápido y si no es en época de intensas lluvias o deshielo, es difícil verlos con mucho caudal.

Dando un paseo de reconocimiento vi un par de rincones que atrajeron mi mirada y la foto de hoy pertenece al primero de ellos. Una bonita cascada me sirvió como protagonista en segundo plano para llenar un encuadre que empecé colocando un helecho en primer plano. Las hojas caídas por el suelo y en el pequeño pozo bajo la cascada le dan un toque de contraste al verde de las plantas, el blanco del agua y el negro de la roca. Una combinación muy otoñal.

Para realizar la foto utilicé el material típico para este tipo de tomas: Trípode, cable disparador, nivel de burbuja y un polarizador circular. Todo ello para complementar la 5d Mk2 y el 17-40 de Canon.

Os dejo con la toma. Laster arte!

Where was the fog?

Para terminar la serie otoñal en el Alto Asón con la que he cubierto el blog las últimas semanas, hoy os presento una foto de una vieja haya caída por aquellos parajes. Me habría encantado encontrarla rodeada de niebla, esa niebla que aporta misticismo, suavidad y otras tantas y tantas sensaciones en las fotos de bosque, pero lamentablemente no fue posible. No obstante, creo que la singularidad de este ejemplar dentro de aquel bosque plagado de árboles de similares características creo que bien merecía la foto.

La forma en la que está partida, formando una especie de V con las dos partes del tronco llamó mi atención, lo mismo que el efecto visual que produce el resto del tronco caído sobre el suelo.

Para esta foto utilicé un polarizador circular y un filtro degradado neutro de transición suave de dos pasos que coloqué inclinado. En el revelado corregí el balance de blancos, le aporte una ligera saturación del 10%, enfoque y listo.

He vuelto el pasado otoño por allí y tengo alguna foto más de este mismo enclave, casi con encuadres idénticos, pero aún andan por el disco duro pidiendo ser reveladas… Le he cogido gustillo al sitio, así que seguro que este otoño también me dejo caer por allí.

Os dejo con la foto. Laster arte!

Little jump

Siguiendo con la serie realizada en el Alto Asón, hoy os muestro una foto que hice en un rinconcito a escasos metros de la carretera. Se trata de un pequeño salto de agua en un riachuelo de los muchos que hay por la zona.

Una foto sencilla de hacer, con la simple ayuda de un polarizador. También puede ser necesario en alguna ocasión, si hay mucha luz, el uso de un filtro de densidad neutra para prolongar la exposición hasta conseguir el efecto seda en el agua. El resto de elementos necesarios como bien supondréis, son el trípode, el nivel de burbuja y el disparador remoto.

Como habréis podido ir comprobando a través de estos últimos post, la zona ofrece un montón de distintas alternativas para la fotografía de naturaleza. Yo solo he hecho fotos orientadas al paisaje, pero los aficionados a la macrofotografía y a la fauna también pueden disfrutar de lo lindo en estos parajes.

Os dejo con la foto. Laster arte!

Canonikos 18

Ya está en el kiosko digital el número 18 de Canonikos. En esta ocasión contamos con dos artículos de auténtico lujo a cargo de Victor Tabernero y Daniel Montero. Contamos también con el resto de secciones habituales cargadas de mucho entusiasmo y buen hacer.

No os la podéis perder!

Otoño en Soba

Tras varios días de descanso, hoy continúo con la serie realizada en Soba en otoño de 2012. La foto de hoy la hice varios minutos después de la anterior de la serie, también con el teleobjetivo y desplazándome tan solo unos metros hacia el este.

Los colores otoñales tienen un indudable atractivo. Cuando están en su apogeo resultan como un imán para los aficionados a la fotografía. Un efecto similar producen en mi los muros de piedra típicos de los paisajes de montaña Cántabros. Creo que la combinación de ambos elementos tiene muchas posibilidades fotográficas y así traté de hacerlo ver con esta fotografía.

En el aspecto técnico, la foto es muy simple. 70-200-L de Canon con polarizador Rodenstock, trípode y cuidar mínimamente la composición, no hay más. En el revelado corrijo el balance de blancos, añado 10% de saturación, enfoque y listo.

Os dejo con ella. Laster arte!

Una portada de la que no estoy orgulloso…

Mañana extraña donde las haya la de hoy… Me despierto, cojo el iPad para mirar el correo electrónico y me encuentro la página web de El Correo abierta en el navegador. En ella veo una foto que me suena… Empiezo a pensar que la página no está abierta por casualidad.

Cojo el teléfono y veo un mensaje de mi mujer: “¿Has visto la portada de El Correo?” me pregunta. “Hay una foto tuya”. Y tanto que mía… Es la foto de Gaztelugatxe con la que obtuve una mención de honor en el Memorial María Luisa de 2013 y que fue finalista del BBC Wildlofe photographer of the year del mismo año. Alguien ha elegido mi foto para ilustrar un artículo sobre Gaztelugatxe y yo soy el último en enterarme. No hay ni tan siquiera una cita a mi autoría y para colmo sale con una resolución pésima y estirada.

Me extraña la situación. Nunca me ha pasado algo así. Es un medio de gran tirada y gran volumen de visitas y no doy crédito a que puedan haber usado una de mis fotos sin permiso. Me enfado y mando mensajes a varios amigos. Todos me dicen lo mismo, que no hay derecho a que se haga algo así… En esos momentos me veía pregonando el asunto a los cuatro vientos en las redes sociales.

Decido ponerme en contacto con el medio de comunicación a través del email, a través del cual les hago llegar mi malestar por la situación y les exijo una satisfacción. No tardan ni cinco minutos en llamarme. Ante todo se disculpan conmigo, me dicen que ha sido un error y que alguien ha cogido la foto de Google sin pensar en los derechos de autor. Hablamos de la manera de reparar el daño y me ofrecen rectificar el artículo poniendo mi autoría y un link a mi web. Como no tengo ganas de líos acepto sus disculpas y su propuesta y doy por zanjado el tema.

Después de esto ha llegado la peor parte del día. La reacción de mis amigos me ha hecho ver que no he actuado bien. De una manera muy gráfica un buen amigo me ha hecho ver que he vendido mi foto por un link. Razón no le falta y ahora con el paso del tiempo solo le encuentro una explicación, que no justificación, a mi actitud. El dichoso ego, ese que tanto repudio, me ha ganado hoy la batalla. El hecho de ver una foto en la portada digital de un periódico me ha cegado y he preferido ceder a que se retirara la foto. No he actuado bien y soy consciente, llevo unas cuantas horas autoflagelándome por ello. No he aportado mi granito de arena para dignificar la profesión de mucha gente que respeto y admiro. Lo mío es solo afición, pero hoy he perdido una buena oportunidad de aportar algo no sólo a los que viven de lo que para mi es un hobby sino también a muchos aficionados.

Este post no pretende ser un descargo de conciencia porque la verdad es que en estos momentos la tengo desorientada. Por una parte pienso que he actuado como soy en persona, como Andoni. Alguien que acepta las disculpas sin pararse a pensar y sin darle importancia a si son sinceras o no. Alguien que no quiere jaleos. Por otra parte siento que he traicionado la dedicación, esfuerzo y forma de vida de muchos amigos por un puñetero link que poco o nada me va a aportar. Difícil de explicar.

Igual a los que me leéis con asiduidad os parece un post raro el de hoy. Lo es. No estoy acostumbrado a escribir sobre estas cosas. Lo que he contado aquí lo he hecho con sinceridad, tecleando lo que el corazón me dicta. Me apetece disculparme con todo aquel que haya podido sentirse mal con mi actitud. Aceptaré de buen grado toda posible crítica que me pueda caer. La verdad es que como dice el título del post, no me siento orgulloso…

Laster arte!

EDITO: Pocas horas más tarde de escribir este post, supongo que atacado por un enorme cargo de conciencia pedí al medio en cuestión que retirara mi foto, cosa que hicieron en escasos 5 minutos. Como bien me comentasteis ayer varios buenos amigos, rectificar es de sabios y soy de los que no se les caen los anillos por reconocer un error. Tarde y mal, pero creo que terminé por hacer lo correcto.

Captura de pantalla 2014-06-11 a la(s) 10.04.13

Rincón sobano

Sigo con la serie que comencé a primeros de semana dedicada a la zona alta del valle de Soba, Alto Asón.

Esta foto corresponde ya a la segunda visita realizada aquel otoño, en compañía de Jose. Recuerdo que fue una mañana muy fría y sobre todo, ventosa. En primera instancia tratamos de fotografiar el amanecer orientados hacia el sol, buscando como referentes los montes sobre el pueblo de La Gándara, pero no hubo suerte. Recuerdo que el viento era tan fuerte que a penas se podía permanecer firme. Decidimos cambiar de ubicación y buscar fotos bucólicas aprovechando las construcciones típicas de esta zona y el colorido que los bosques aledaños nos ofrecían.

Esta fue la que más me gustó de aquella mañana. La realicé con el 70-200 a 195mm con el polarizador circular. No había mucha luz y debido al viento los árboles se movían así que tuve que subir la sensibilidad hasta 800 para poder congelar mínimamente el movimiento, tanto de los árboles como del caballo. Tuve que esperar unos minutos hasta que el caballo se colocó medianamente bien orientado.

Como se puede apreciar busqué un encuadre muy clásico, con una clara linea que nos lleva la vista al punto principal de la foto que son las cabañas. Decidí ubicarlas en la zona del tercio superior izquierdo para enfatizar su presencia. Lo dicho; muy clásico. El muro hizo el papel de linea-guía…

Utilicé el trípode porque la velocidad obtenida a F11 e ISO800 era aproximadamente de 1/40, así que se hacía completamente necesario teniendo en cuenta la focal utilizada.

En la próxima entrega de la serie os presentaré la foto inmediatamente posterior a la de hoy. Os dejo con “Rincón sobano”. Laster arte

P.D. Foto dedicada a mi buen amigo Pedro J. Zamora. A ver si se anima a venir por aquí en otoño!

En pie pese a la adversidad

Continuando con la serie realizada en el Alto Asón en otoño de 2012, hoy os presento esta foto tomada a escasos metros de la carretera que sube al Portillo La Sía.

El título, al igual que el de la anterior foto de la serie, también tiene su miga. Tranquilos, que hoy tampoco me voy a poner a filosofar demasiado… En esta ocasión quise referirme a todas esas personas que pese a los reveses que la vida les está dando últimamente, siguen en pie luchando con la cabeza erguida por sacar adelante sus propias vidas y las de sus seres cercanos. Exactamente igual que esta vieja haya. Es probable que fuera alguna tormenta la causante de su caída, pero pese a tener gran parte del tronco caído, el resto sigue agarrado a la vida a través de las raíces que se sujetan al talud con la energía de un árbol joven. Cuando vuelva por allí, estoy seguro de que aún la encontraré viva.

En esta toma utilicé el polarizador circular, el trípode, el nivel de burbuja y el disparador remoto. No tiene misterio alguno. El único mérito fue encontrarla y buscar un encuadre que pudiera representar la escena que se dibujó en mi cabeza al pasar por allí.

Os dejo con ella. Laster arte.

Otra clase de lujo

Con esta foto de hoy doy comienzo a una serie realizada en otoño de 2012 en la zona alta del valle de Soba, Cantabria. Si no estoy equivocado esta zona se conoce también como Alto Asón.

Tuve la oportunidad de ir varios fines de semana de forma consecutiva a esta zona que tenía bastante poco explorada y en la primera visita encontré un par de rincones que me gustaron muchísimo. Aquella primera sesión hice muy pocas fotos pero fue sin duda la que más disfruté, por la novedad…

Estuve con familia y amigos pasando un fin de semana en una casa rural no demasiado lejana a este lugar y aproveché un rato libre para acercarme a la zona de las montañas e investigar un poco en busca de localizaciones. Tras un largo paseo encontré esta vieja casa, típica de la zona, en un prado verde y con un bosque de hayas de fondo. Por aquel entonces, el otoño acaba de comenzar a despuntar en las zonas altas así que las hayas tenían puesto ya el traje de gala.

Fue una auténtica gozada pasear por allí y posar el trípode en media docena de puntos para llevarme algún recuerdo. En las semanas siguientes volví al mismo lugar en compañía de varios amigos y todos coincidimos resaltar la belleza de este rincón.

Titulé la foto “Otra clase de lujo” tratando de plantear una contraposición entre lo que comúnmente entendemos como lujo y esta casa en estado de semi-abandono utilizada como cuadra. No me voy a poner a filosofar sobre lo que es o deja de ser el lujo. Cada uno tendrá su idea al respecto. Lo único que puedo decir es que para mi es un auténtico lujo poder fotografiar rincones como este, sólo o en compañía. Es también un lujo el poder vivir momentos de paz y tranquilidad en lugares en los que no hay cables, antenas ni ninguna otra clase de dispositivo… Hay ocasiones en las que uno necesita desconectar del ajetreo diario de internet, teléfono, televisión, etc. Este es un lugar perfecto para ello.

Para realizar la foto utilicé como único filtro el polarizador circular con el objetivo de añadir un puntito extra de saturación y eliminar posibles brillos o reflejos.

Os dejo con la foto. Laster arte!