Dícido blue hour

Con la reciente restauración de los accesos y aledaños de este antiguo cargadero de mineral, el lugar se ha convertido en sitio de obligada visita para los aficionados a la fotografía.

Este pasado verano ha sido muy poco prolífico para mi en lo fotográfico. La verdad es que salí mucho menos de lo que me hubiese gustado. Dos de las veces que pude salir, lo hice a Mioño, a sabiendas de que los accesos ya estaban reparados y que por fin se podía subir por el lado izquierdo del cargadero sin peligro.

La verdad es que el sitio es impresionante. Ver debajo de ti semejante mole y saber que es la última que queda en pie en el Cantábrico, impone. Supongo que los temporales le afectan menos de lo que lo hicieron en otro tiempo al de Piquillo y al de Pobeña. Parece estar más resguardado.

En mi primera visita por los nuevos accesos, comprobé que el lugar no tiene demasiados encuadres sin jugarse el tipo. Desde las escaleras de acceso al mirador está el mejor en mi humilde opinión. Desde allí hice esta toma y otra casi igual que os presentaré en próximos días. Para encuadre horizontal creo que es el sitio óptimo y para el vertical, creo que se puede subir un poco más arriba.

La foto tiene algo más de dos minutos de exposición. La realicé casi de noche, con el sol completamente metido. Utilicé el polarizador circular y un degradado neutro de dos pasos.

Estoy completamente seguro de que este se convertirá en uno de los sitios que más visitaré de aquí en adelante. Me queda cerca de casa y es agradecido. La única pega que le veo es que todas las fotos parecen iguales debido a la escasez de encuadres.  Aún así, cada una es diferente…

Os dejo con ella. Laster arte!

3 Comments

  1. Daniel Arenas 2 noviembre, 2010 at 4:10 pm #

    Ya había visto esta estructura en otros fotógrafos de tu tierra, de hecho creo que Arkaitz Morales hizo una versión en B/N. Es curioso que una estructura vieja y oxidada no evoque sensación de belleza, más aún cuando es un intruso en el medio donde se encuentra, pero así es.
    Lo único que no me gusta del encuadre son las ramas de la izquierda, pero como tu dices tampoco es cuestión de jugarse el tipo por una foto.
    Saludos.

    PD: Si te enteras de algo de AEFONA me lo cuentas, si me entero yo te mando un e-mail.

  2. Pere Soler 2 noviembre, 2010 at 5:25 pm #

    Tiene una luz mágica, casi mistica, me gusta, no se si es la misma que vi en el movil, pero la encuentro muy bonita.
    A seguir asi!
    Un abrazo!

  3. Andoni 5 noviembre, 2010 at 12:38 am #

    Hola Pere! No es la misma… Es prácticamente igual, sólo cambia el color de fondo. La que viste en el móvil la subiré en unos días.

    Un abrazo!

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*