Atardecer memorable

Aquel atardecer en Sonabia fue uno de los más espectaculares que recuerdo haber disfrutado a lo largo de estos años de afición fotográfica. No pudimos disfrutarlo como Dios manda porque, para variar, anduvimos tarde… Recuerdo bajar desde donde dejamos el coche a todo correr hacia la zona de “la ballena” porque veíamos el cielo con un color espectacular y el sol ya se estaba apagando.

Es una sensación desagradable cuando esto ocurre. A mi me da una rabia tremenda… Creo que todos los aficionados a la fotografía tenemos habitualmente esa sensación de que las mejores luces aparecen justo el día en que te quedas en casa… Me suele dar por pensar que estamos gafados en ese sentido! Jose y yo nos hemos acostumbrado a echarle la culpa a Murphy y sus leyes!

El caso es que aunque llegamos ya en pleno apogeo del ocaso, tuvimos tiempo de llevarnos unas cuantas fotos. Yo personalmente volví a casa muy satisfecho con las fotos que me traje en la tarjeta de memoria. Fueron pocas, pero me gustaron. Además fue uno de esos días en los que las fotos salen solas… Ante un espectáculo de ese calibre, lo mejor es disfrutar el momento y pensar en las fotos solo lo justo! Va la primera foto…

Es raro, pero hoy voy a poner dos fotos de aquella tarde. Me parece que entre las dos hacen una bonita serie. En papel tienen un colorido espectacular. Esta primera la bauticé como “Sonabia burning”. El cielo quemaba, literalmente… Aquellos tonos rojizos, naranjas intensos e incluso lilas que pudimos disfrutar por momentos no se irán tan pronto de mi retina.

Antes de bajar a este saliente a terminar la sesión, perdí un par de minutos buscando un encuadre en el que se pudiera ver “la ballena” bañada en color, pero esa foto será motivo de otro post en breve, sobre todo porque no conseguí lo que buscaba. El colorido no llegó hasta esa zona, así que rápidamente desistí en mi intento y me dirigí al saliente en el que habitualmente me coloco para retratar los atardeceres en Sonabia.

Os dejo con la segunda foto. La llamé “Sonabia orange”. Laster arte!

 

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*