Smoke on the water

«Smoke on the water» es el título de una mítica canción de Deep Purple. Seguro que todos los lectores lo sabéis… Al ver el resultado de esta serie realizada en Sonabia el 27 de mayo de 2012 esa canción me vino inevitablemente a la memoria. Creo que la textura que adquirió el agua en las tomas tras las largas exposiciones tiene mucho que ver con ello.

He comentado recientemente tanto en el blog como en las redes sociales en las que me muevo que Sonabia es mi lugar talismán para fotografiar atardeceres. Ese lugar al que vas con el piloto automático puesto. El punto exacto desde el que realicé la serie es en concreto el lugar de destino habitual cuando visito el cabo Cebollero. Hay muchas fotos por hacer en Sonabia, pero creo que las más bonitas que tengo las he hecho todas o casi todas desde aquí. Si preveo que el cielo se va a portar, las botas me llevan solas hasta este punto. Creo que saben hasta los saltos que tienen que dar por las rocas para llegar allí… Diría que es el lugar en el que más veces he posado el trípode, sin dudarlo.

Fue una tarde de quiero y no puedo. El sol trató de teñir todo el cielo de rojo, pero no lo consiguió. Se quedó a medio camino, pero en el trozo que consiguió dominar, su colorido rojizo se hizo más que evidente. Me suelen gustar este tipo de atardeceres porque no ofrecen contrastes insalvables y las luces se controlan bastante bien. Suelen tener el peligro de los reflejos, que habitualmente tienden a darnos algún quebradero de cabeza en forma de quemado.

Para realizar estas dos fotografías que os presento hoy utilicé la 5d Mk-II con el 17-40, un filtro de densidad neutra en la segunda de ellas y un degradado de tres pasos para ambas, todo ello acompañado, como no, del trípode, el nivel de burbuja y el disparador remoto.

En cuanto a los exif, ninguna de las dos fotos difiere mucho de los parámetros que utilizo habitualmente. La primera, la que da título al post, tiene 25 segundos de exposición a F16 e ISO100 con 29mm de distancia focal. En esta no utilicé el filtro de densidad neutra. Fue la última de la sesión y la luz era tan escasa ya que no hacía falta utilizarlo para conseguir un tiempo de exposición cercano al medio minuto.

La segunda, titulada «Time goes by», realizada varios minutos antes, tiene 2 minutos y 15 segundos de exposición a F11 e ISO400. En esta sí que utilicé el filtro ND. Combiné su uso con la subida del ISO para no irme a un tiempo de exposición que me hiciera perder el resto del atardecer, pero bien es cierto que habiéndolo quitado ya para esta foto podría haber obtenido un tiempo de exposición bastante prolongado con una sensibilidad menor. Lo que no habría conseguido sería el efecto difuminado en las nubes…

Poco más os puedo contar sobre ellas, así que os dejo ya. Laster arte!

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*