Always there

Siempre ahí.

Un par de fotos de una sesión de atardecer veraniego en Sonabia. La primera de ellas, “always there”, se la dediqué en su día a mis compañeros del colectivo “Canonikos” precisamente porque igual que este encuadre, ellos están también siempre ahí. Un grupo de buena gente dispuesta siempre a echarte un cable o a mandarte un mensaje de ánimo. Hoy no puedo hacer otra cosa que volvérsela a dedicar.

Me falta un buen amigo de este mundillo de la fotografía de acompañar por esta zona y la verdad es que ya tengo ganas! Laster izango da!

La segunda toma la titulé “balcón florido”. Este pequeño rincón de Sonabia hace mis delicias cada vez que voy por allí, que como sabéis es muy a menudo. Me parece un lugar privilegiado para contemplar la puesta de sol, sobre todo en los meses de primavera y verano.

Las fotos las realicé con el 17-40 de Canon, con un filtro ND y un degradado inverso. A parte de eso, como siempre, utilicé el trípode, el nivel de burbuja y el cable disparador. No tienen ningún misterio más.

En el caso de la primera quise abarcar un campo de visión amplio, dando cabida a ese pequeño pino tan característico del cabo Cebollero. Es un miembro icónico de este paisaje. Otro que está “always there”.

En la segunda, tomó algo de protagonismo el primer plano con esas lineas de florecillas tan típicas de las zonas de acantilado.

Os dejo con esta segunda toma vertical. Laster arte!

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*