Gure hondartza

Tengo que reconocer que hace tiempo, cuando andaba tarde a la hora de salir a hacer fotos, la playa de La Arena, a caballo entre Muskiz y Zierbena, era el destino que escogía en el 95% de las ocasiones. Hace tiempo que eso dejo de ser así y la verdad es que son otros los sitios a los que me acerco… No se a qué se debe. Es más, creo que no hay ninguna razón concreta. Las últimas veces que la he visitado fuera de temporada de baño la he encontrado desaliñada y en temporada estival suele ser complicado no encontrar gente o pisadas en la arena a la hora del atardecer en los puntos que más me gustan. En fin, que voy muy poco ya por allí, menos incluso que a Barrika, que esta primavera va a hacer dos años ya que no visito…

La foto que hoy os presento es de una de esas sesiones rápidas, de finales de agosto de 2012. El atardecer no terminó de cuajar así que me dediqué a intentar buscar algún reflejo en la arena mojada. No hice muchas fotos aquella tarde y creo recordar que la de hoy es la única que he revelado. Mala señal.

La foto la realicé con el 17-40 de Canon a 17mm, ISO50, F16 y tiene 15 segundos de exposición. Utilicé el degradado inverso de Hitech, el trípode, el nivel de burbuja y el cable disparador.

Lo cierto es que poco más os puedo contar de ella… Lo malo de presentar las fotos con tanto retraso en el blog es que algunos detalles de su realización se me empiezan a olvidar! Tendré que trabajar la memoria.

Os dejo con ella. Laster arte!

One Comment

  1. Iñaki 10 abril, 2014 at 4:08 pm #

    A veces lo que tenemos más cerca es lo que menos apreciamos. Buscamos lejos teniendo maravillas como ésta al lado de casa…

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*