Where was the fog?

Para terminar la serie otoñal en el Alto Asón con la que he cubierto el blog las últimas semanas, hoy os presento una foto de una vieja haya caída por aquellos parajes. Me habría encantado encontrarla rodeada de niebla, esa niebla que aporta misticismo, suavidad y otras tantas y tantas sensaciones en las fotos de bosque, pero lamentablemente no fue posible. No obstante, creo que la singularidad de este ejemplar dentro de aquel bosque plagado de árboles de similares características creo que bien merecía la foto.

La forma en la que está partida, formando una especie de V con las dos partes del tronco llamó mi atención, lo mismo que el efecto visual que produce el resto del tronco caído sobre el suelo.

Para esta foto utilicé un polarizador circular y un filtro degradado neutro de transición suave de dos pasos que coloqué inclinado. En el revelado corregí el balance de blancos, le aporte una ligera saturación del 10%, enfoque y listo.

He vuelto el pasado otoño por allí y tengo alguna foto más de este mismo enclave, casi con encuadres idénticos, pero aún andan por el disco duro pidiendo ser reveladas… Le he cogido gustillo al sitio, así que seguro que este otoño también me dejo caer por allí.

Os dejo con la foto. Laster arte!

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*