Una ballena y un destino

Una foto con un encuadre muy clásico de la zona de la Ballena de Sonabia es la protagonista de la entrada de hoy. Este encuadre lo he repetido hasta la saciedad en esta localización. Es muy socorrido en días de mala mar… En época primaveral se puede, en ciertas ocasiones, aderezar con alguna florecita en primer plano.

Me encanta otear el horizonte desde este punto. En días despejados de buena visibilidad se alcanza a ver una buena parte del litoral de Bizkaia. Podemos decir que es un punto privilegiado para observar el paisaje.

Una vez vista la foto en casa y pensando en esos buenos ratos que paso allí, pensé en que esas rocas con forma de ballena llevan siglos y siglos allí, imperturbables, acosadas por las olas y con el único destino de seguir resistiendo los embates del mar un día sí y otro también. De ahí le vino el título, un poco peliculero esta vez…

En el aspecto técnico, poco misterio, como siempre. Diafragma cerrado, F11 en este caso, tiempo de exposición largo de 160 segundos propiciado por un filtro de densidad neutra y sensibilidad ISO100. La focal utilizada fue de 20mm con el 17-40 de Canon. También utilicé un degradado inverso de tres pasos para compensar las luces sobre el horizonte.

Poco más tengo para contar. Os dejo con ella. Laster arte!

One Comment

  1. Daniel Arenas 17 enero, 2015 at 7:44 pm #

    Un paraje muy bello con una atmósfera rica en detalles que da a entender que algo tiene que pasar si nos esperamos contemplando la foto.

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*