Itxasbehera Aguasdulces aldean

La bajamar en Aguasdulces es siempre un espectáculo para un aficionado a la fotografía como yo. El acceder a algunos sitios no está exento de riesgos pero el pasado 21 de julio decidí asumirlos y bajar por las resbaladizas rocas hasta llegar a la zona central donde se acumulan las piedras llenas de verdín.

Es un sitio alucinante. Uno no sabe ni donde plantar el trípode porque cada rincón tiene su foto. En esta ocasión llegué con muy escaso tiempo (al día siguiente me iba de vacaciones) así que planté el equipo al lado de una pequeña bajada de agua dulce y, rodeado de karramarros, me centré en obtener una única toma pues la escasa luz no daba para más.

Medí la luz e hice los cálculos necesarios para obtener la exposición correcta. Expuse durante casi tres minutos (me quedé un poco corto) con un par de degradados en el frontal para compensar el exceso de luz de la parte superior del horizonte. A f11, 10mm e ISO 100 ésta que os presento es la foto que obtuve con el Sigma 10-20 montado en la Canon.

En lineas generales me gusta mucho la foto pero tiene defectos en el procesado que tengo que aprender a pulir cuanto antes. No obstante, intentaré volver a una bajamar allí antes de que finalice el verano. Esto último creo recordar que ya lo comenté en un post anterior…

Os dejo con la toma, una de las últimas de mi galería en alcanzar el «explore» de Flickr. Un saludo.

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*