Tag Archives: triopo b-2

Buscando estabilidad: RRS y Feisol

El tema de la estabilidad en la fotografía de naturaleza es vital. En la mayoría de ocasiones utilizamos el trípode para nuestras capturas ya que es frecuente que realicemos nuestras tomas con velocidades de obturación lentas y con la sensibilidad en un valor bajo para minimizar el ruido.

Hasta ahora había primado en mi equipo la ligereza y transportabilidad frente a la estabilidad y robustez, pero recientemente, como todos mis lectores sabéis, he dado un paso buscando precisamente esas propiedades que anteriormente me parecían importantes, pero que quizás no valoraba como es debido. Creo que es una etapa más en mi evolución como fotógrafo aficionado que soy y de la que estoy sacando conclusiones muy positivas.

Recientemente os hablaba de mi nuevo trípode, el Feisol FT 3372 LV y de su rótula de bola, la Feisol CB 50 DC, comentando lo contento que estoy con el conjunto. Hoy quiero hablaros de un pequeño pero importante accesorio de reciente adquisición y que me parece también muy determinate para el equilibrio y estabilidad del conjunto: El plato en L.

Siguiendo el consejo de varios de vosotros, especialmente de Pere Soler, me decidí primero a cambiar el tipo de rótula, pasando de una 3d como la 804RC2 de Manfrotto a las actuales Feisol CB 50 DC y Triopo B-2 de bola y con cierre tipo Arca swiss. Este sistema de cierre me parece mucho más seguro y estable que el RC2 de Manfrotto. No conformándome con eso, también he decidido empezar a utilizar un plato en L para ganar sobre todo en comodidad para los disparos verticales y seguir con él en ese avance hacia la estabilidad óptima del equipo.

El elegido para esta misión ha sido el L-bracket de RRS especialmente diseñado para la 5d Mark II y el grip BG-E6. El que esté diseñado expresamente para este conjunto hace que se pueda usar sin problemas el disparador remoto.  El accesorio es caro, pero tiene unos acabados sobresalientes y el peso está bastante contenido.

Tras varias semanas de espera por los dichosos trámites de aduana, ayer por fin llegó y lo pude probar al atardecer. La primera impresión fue estupenda. El equipo se coloca en la rótula con muchísima facilidad, tanto en formato vertical como en horizontal. En vertical hay que tener un poco de cuidado con la goma que cierra el cajetín con las clavijas de accesorios de la cámara, pero una vez cogida la medida, se hace con soltura.

Para realizar la prueba de ayer, escogí una zona junto al mar y me coloqué muy cerca de donde rompían las olas. La estabilidad del equipo fue sobresaliente en todo momento. No tengo queja alguna. Tal y como os comenté en la toma de contacto del trípode, con el viento, se perciben las vibraciones, pero las absorve con mucha facilidad y la cámara, que es lo importante, no se inmuta, permaneciendo el nivel de burbuja, que coloco siempre en la zapata del flash, completamente inmóvil.

A ver si un día de estos hago alguna foto del equipo con el móvil mientras trabajo.

Por ahora, y con tan solo unas pequeñas pruebas domésticas y de campo realizadas, puedo decir que estoy encantado con el conjunto. Me ofrecen lo que estaba buscando. Cuestiones tan vitales en la fotografía de naturaleza como la estabilidad, rigidez, absorción de vibraciones y versatilidad están cubiertas con esta renovación de material.

Laster arte!

Posted in Compra de material fotográfico, Fotografía | Also tagged , , , , , , , , , , 5 Comments

Cambios en el equipo: Trípode FEISOL FT 3372LV

A partir de hoy un nuevo trípode me acompañará en mis salidas marinas o en aquellas en las que requiera una rigidez que el Manfrotto 190MF4 no me da.

Hoy ha llegado de Alemania un Feisol FT 3372LV. Le he añadido una rótula Feisol CB50DC y la verdad es que hacen una pareja genial. La primera impresión que me he llevado al montarlo y probarlo en casa ha sido inmejorable. Me ha fascinado su construcción y robustez. Tiene una columna central nivelable que es una gozada, aunque le veo la pega de que no trae un pequeño nivel, así que he pensado en una solución doméstica y creo que le pegaré uno con «Loctite»…

Este trípode es algo «serio». Con la rótula montada y la columna central extendida llega a sobrepasar los dos metros. Gracias a su construcción en fibra de carbono, el peso del conjunto se queda en algo menos de 2 kilos 800 gramos. Teniendo en cuenta que el trípode soporta 12 kilos, la rótula 19 y el grosor de las patas, creo que es un peso contenido y aceptable. La verdad es que, a falta de probarlo en campo, me encanta. Era lo que venía buscando.

Mi viejo Manfrotto 190MF4 es un buen trípode. A partir de ahora lo utilizaré para salidas al monte o caminatas más largas. He sustituido la rótula Manfrotto 804RC2 por una Triopo B-2 de bola para aligerarle el peso y el cambio me parece acertado y positivo. El equipo pierde peso, pero gana en poder de sujección y comodidad. Después de varios años juntos, cada vez he ido constatando más sus carencias para el tipo de fotografía que más me gusta practicar y he decidido darle un relevo y dejarlo para el tipo de ocasiones que antes mencionaba.

Sobre el nuevo Feisol haré una humilde review en el blog una vez que lo haya probado en condiciones. Por el momento, me encanta su contrucción, sensación de robustez y el tacto de todos los mandos, tanto del trípode como de la rótula. Esta última, sin ser una Markins, RRS o Arca Swiss, creo que cumplirá su cometido holgadamente.

Laster arte!

Posted in Fotografía | Also tagged , , , , , , , , , , , , 3 Comments